Diferencia entre Monja y Novicia: Todo lo que debes saber sobre estas vocaciones religiosas

Diferencia entre monja y novicia

Una novicia es una persona que tomó los hábitos pero aún no profesó. El término procede del latín novicius, que se traduce como “reciente” o “nuevo”. Las novicias y los novicios se encuentran en la etapa del noviciado, que suele extenderse entre seis y veinticuatro meses. Durante el noviciado, las novicias se preparan antes de hacer los votos religiosos. Una vez completado el noviciado, se entiende que la novicia ya conoce en profundidad a la congregación y es plenamente consciente de lo que significa tomar los votos. El término novicia o novicio también puede emplearse para referirse a alguien que es un aprendiz o un principiante en un campo determinado.

Monja y novicia

Una monja es una mujer que vive en una abadía, monasterio o convento, dedicada a la oración y viviendo en clausura. Una hermana, por otro lado, es una mujer religiosa con un carisma apostólico "activo", que ayuda a la Iglesia a través de diferentes actividades como trabajo social, educación, enfermería, asistencia pastoral, entre otros.

Una aspirante es alguien que vive con una comunidad religiosa por un tiempo para evaluar si se siente atraída por esa vida y cómoda con la comunidad. Una postulante es una aspirante que ha sido formalmente recibida en la comunidad y vive en ella, en una fase de "interrogación" para definir su vocación. Una novicia es una postulante que ha comenzado el noviciado, un periodo de formación intensa y estudio, acompañado de una experiencia profunda de oración. Los primeros votos se realizan cuando la novicia ha completado el noviciado y ha solicitado admisión formal a los votos. La profesión temporal es un periodo de discernimiento en el que la religiosa realiza votos "simples" por un tiempo específico. Los votos finales (o perpetuos) se realizan cuando la religiosa profesa sus votos de por vida como miembro de la comunidad.

Que es una novicia

Una novicia es una mujer que ha ingresado a una orden religiosa y está en el proceso de formación para convertirse en monja. Durante este período, la novicia vive en comunidad con las demás hermanas y sigue un programa de estudio y práctica espiritual.

El tiempo que una mujer pasa como novicia varía según la orden religiosa, pero generalmente dura entre uno y dos años. Durante este tiempo, la novicia se prepara para hacer los votos religiosos, que incluyen la pobreza, la castidad y la obediencia. Estos votos son una expresión de su compromiso con Dios y con la vida religiosa.

La vida de una novicia implica una combinación de estudio, oración y trabajo. Durante este período, la novicia aprende sobre la historia y la teología de su orden religiosa, así como también sobre las prácticas espirituales y la vida comunitaria. También puede participar en actividades de servicio y ayudar en las tareas diarias de la comunidad.

La novicia vive bajo la guía y la supervisión de una maestra o directora espiritual, quien la acompaña en su proceso de formación y discernimiento. La maestra espiritual brinda orientación y apoyo a la novicia, ayudándola a crecer en su vida espiritual y a discernir si la vida religiosa es su verdadera vocación.

En resumen, una novicia es una mujer que está en el período de formación para convertirse en monja. Durante este tiempo, vive en comunidad, estudia, ora y trabaja, preparándose para hacer los votos religiosos. La novicia está bajo la guía y la supervisión de una maestra espiritual, quien la acompaña en su proceso de discernimiento vocacional.

Formación de una Sierva de María

La formación de una Sierva de María consta de varias etapas: Aspirantado, Postulantado, Noviciado, Juniorado, Tercera Probación y Profesión Religiosa Perpetua.

El Aspirantado es el periodo de discernimiento y preparación inicial para las jóvenes interesadas en la vida religiosa. El Postulantado dura aproximadamente un año y las Postulantes participan en actividades del Noviciado, recibiendo formación religiosa. El Noviciado es la etapa de iniciación religiosa donde la Novicia profundiza en su relación con Dios y en el conocimiento de la vida consagrada. Después del Noviciado, la Novicia puede hacer la Profesión Religiosa Temporal por un año, comprometiéndose a observar los votos de Castidad, Pobreza y Obediencia. El Juniorado abarca seis años, divididos en un período intensivo de formación religiosa y apostólica, y cuatro años de experiencia en la vida y ministerios de una Sierva de María. La Tercera Probación es un periodo de 6 meses de preparación intensiva antes de emitir los Votos Perpetuos. La Profesión Religiosa Perpetua es el acto de consagración definitiva a Dios para siempre. La formación continua es parte integral de la vida religiosa, requiriendo un compromiso constante de fidelidad a Dios y renovación personal.

 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Diferencia entre Monja y Novicia: Todo lo que debes saber sobre estas vocaciones religiosas puedes visitar la categoría Religión.

Índice
  1. Diferencia entre monja y novicia
  2. Monja y novicia
  3. Que es una novicia
  4. Formación de una Sierva de María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir